Sendero del valle de Ojén

Localizar Senderos.

atributos

 

Centro de información

 

 

Recorrido en coche

 

 

Varias etapas

 

 

Se celebra cada año

 

Aspiramos a que nuestra Red de Senderos se identifique por el pictograma de la serpiente senderista.

Nuestra serpiente se enrosca nerviosa dispuesta a tomar el sendero. Nuestra serpiente – cabeza en flecha – simboliza la sabiduría, la perfección y el dinamismo. Se trata de un símbolo universal de la naturaleza. Serpiente prudente y sutil, como la buena senderista. Serpiente – mujer, que representa el paganismo, la libertad de acción y el alma que se reencarna.

SENDERO DEL VALLE DE OJÉN
(Campo de Gibraltar – Cádiz)

El Campo de Gibraltar (Cádiz) se va a configurar desde el año 1939 como un espacio singular en cuanto a presencia de Batallones de Trabajadores y Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores, organizados como unidades de castigo e integrados por soldados del vencido ejército republicano. Es en este contexto donde situamos el lugar descrito, que es uno de los más representativos de los cientos de kilómetros de senderos y caminos que construyeron los prisioneros republicanos dentro del denominado por el Estado Mayor franquista “Plan de fortificación de la orilla norte del Estrecho”.

Aunque los primeros intentos de organización de prisioneros del ejército republicano se realizarán en plena guerra (Decreto 281 de 28 de mayo de 1937, y orden de 7 de octubre de 1938), no será hasta mayo de 1939, recién terminada la contienda civil, cuando comiencen a recalar en el entorno de la comarca miles de prisioneros republicanos. El primer grueso de prisioneros republicanos llegará a la comarca en mayo de 1939, en número de 900, hasta finales de 1944, que dejarán la comarca 3.466 prisioneros penados, entre ambas fechas podemos situar la presencia de prisioneros en las distintas unidades de castigo en un número aproximado a los 30.000.
Las últimas investigaciones sobre la presencia de las distintas unidades de prisioneros en la comarca han provocado una revisión en profundidad del número, fechas y lugares donde fueron ubicados estos batallones, esto ha sido posible gracias a la posibilidad reciente de consulta de los fondos de archivos descatalogados para los investigadores en fechas recientes.

Podemos diferenciar entre diversas denominaciones, que en la práctica eran continuación unas de otras. En el Campo de Gibraltar los primeros batallones llegarán en mayo de 1939, y con la denominación de Batallones de Trabajadores poblarán la comarca 18 de estos batallones. Esta denominación es la primera que se utilizaría en el entramado represivo franquista, estarían en la comarca con esta denominación desde mayo de 1939, fecha de llegada de los primeros, hasta junio de 1941, donde encontramos los últimos documentos con la denominación de Batallones de Trabajadores. A partir de julio de 1940 van a recalar en el Campo de Gibraltar los denominados Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores, que convivirán con otras denominaciones como Batallones Disciplinarios de Trabajadores, o Batallones Disciplinarios, denominación que se usará a veces indistintamente para referirse a los Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores.

En cuanto a su número existieron 12 Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores, 5 Batallones Disciplinarios de Trabajadores, y 4 Batallones Disciplinarios. Tampoco podemos olvidar citar los 4 Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores Penados, o la agrupación de Batallones de Soldados Penados de la 2ª Región Militar, últimos prisioneros que estuvieron ubicados en la comarca, más concretamente en Algeciras hasta octubre de 1944. Por lo tanto, desde julio de 1940 hasta junio de 1941, coexistirán en la comarca Batallones de Trabajadores con Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores, Batallones Disciplinarios de Trabajadores y Batallones Disciplinarios.
En el municipio de Los Barrios estuvieron ubicados 8 Batallones de Trabajadores, 5 Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores y 2 Batallones Disciplinarios de Trabajadores.

Los primeros Batallones de Trabajadores que llegan para realizar los trabajos en el Valle de Ojén, objetivo de este proyecto, lo harán en julio de 1939, es el Batallón de Trabajadores nº 131. Su presencia en la zona llegaría a septiembre de 1942 cuando se marcharían los últimos prisioneros de los Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores nº 22. Las condiciones de vida de los prisioneros eran lamentables, malnutridos, con largas jornadas de trabajo sin apenas alimentos, aguantando todo tipo de vejaciones y castigos, con unas condiciones higiénicas inexistentes. Presencia y fechas de los distintos batallones que trabajaron en el Valle de Ojén, en la construcción de la pista que la atraviesa:

BATALLÓN DE TRABAJADORES Nº 56
Otra denominación Batallón disciplinario de trabajadores nº 56. Procedía del Batallón de Trabajadores nº 6 (Cádiz, julio de 1940). En noviembre y diciembre de 1940 y en enero de 1941 estuvieron ubicados en El Corchadillo.

BATALLÓN DISCIPLINARIO DE TRABAJADORES Nº 58
Procede del Batallón de Trabajadores nº 104, proveniente de Cádiz (1940 Julio). Es creado nuevo con la denominación de Batallón Disciplinario de Trabajadores nº 58. Se fusionaría con el Batallón Disciplinario de Trabajadores nº 56 en febrero de 1941. En noviembre y diciembre de 1940 en El Corchadillo.

BATALLÓN DISCIPLINARIO DE TRABAJADORES Nº 54
Creado en Maya (Navarra) en agosto de 1940, llegaría de allí en octubre de 1940. En noviembre de 1940, desde mayo de 1941 a diciembre de 1941 y desde marzo de 1942 a junio del mismo año ubicados en Venta de Ojén.

BATALLÓN DISCIPLINARIO DE SOLDADOS TRABAJADORES Nº 10
Se crea nuevo. En Julio, agosto y septiembre de 1940 y de febrero a junio de 1941 en el Corchadillo.

BATALLÓN DISCIPLINARIO Nº 22
Tendrá distintas denominaciones: Batallón de Trabajadores nº 22 (Disciplinario en agosto de 1940), Batallón Disciplinario nº 22 desde septiembre de 1940 y Batallón Disciplinario de Soldados Trabajadores nº 22 desde diciembre de 1940. Ubicados en la Venta Ojén de junio a septiembre de 1942.

BATALLÓN DISCIPLINARIO DE SOLDADOS TRABAJADORES Nº 46
Creado en la comarca pasaría en diciembre de 1941 a Gerona, terminando en agosto de 1942 en Barcelona. En julio de 1941 en Venta de Ojén y Campamento los Tornos.

BATALLÓN DISCIPLINARIO DE TRABAJADORES Nº 54
Procede de Batallón de Trabajadores nº 166 (Madrid). Creado en agosto de 1940 en Villaverde, Madrid. Llegará en septiembre a la comarca. De octubre de 1940 a junio de 1941 en El Tiradero

BATALLÓN DE TRABAJADORES Nº 131
Organizado en noviembre de 1938 en Campanario Badajoz, Provenía de Vilches Jaén. En julio de 1939 estaría ubicado en Facinas y de octubre a abril pasaría a Los Barrios, en Junio de 1940 lo encontramos de nuevo en Facinas.

BATALLÓN DISCIPLINARIO DE SOLDADOS TRABAJADORES Nº 6
También denominado Batallón disciplinario nº 6. Creado en agosto de 1940 en Igal, Navarra, llegaría a la comarca en julio de 1941 desde Lesaca Navarra. De octubre de 1941 a diciembre de 1942 en Facinas.

Situación aproximada de los batallones en la ruta:

  1. El Corchadillo

Batallón de trabajadores nº 56
Batallón de trabajadores nº 58
Batallón disciplinario de soldados trabajadores nº 10

  1. El Tiradero
    Batallón disciplinario de trabajadores nº 54
  2. Venta de Ojén
    Batallón disciplinario de trabajadores nº 54
    Batallón disciplinario de soldados trabajadores nº 46
  3. Los Tornos
    Batallón disciplinario de soldados trabajadores nº 46
  4. Facinas
    Batallón de trabajadores nº 131
    Batallón disciplinario de soldados trabajadores nº 6

La llegada masiva de prisioneros de los batallones de todo el territorio español al Campo de Gibraltar a partir de mayo de 1939, tiene una clara explicación histórica. Pocos meses antes del comienzo de la II Guerra Mundial, desde mayo de 1939, en la comarca se van a instalar el grueso de los prisioneros del ejército republicano vencido convirtiéndose en la mano de obra de uno de los proyectos de máxima prioridad del Estado Mayor franquistas: El Plan de Fortificaciones de la Orilla norte del estrecho. Se creará para ello la Comisión de Fortificación de la Frontera Sur que fue dirigida por el general de brigada de artillería Pedro Jevenois Labernade. Esta comisión, cuya misión era estudiar las necesidades militares del área de influencia del Estrecho y de los alrededores de Gibraltar, elaboró varios informes que dieron lugar a las obras de fortificación y artillado del Estrecho.

La organización defensiva en el área del estrecho de Gibraltar fue, sin duda, uno de los proyectos estrella del constituido régimen franquista. En la temprana fecha del 10 de mayo de 1939 (hacía poco más de un mes que había acabado “oficialmente” la guerra civil), y en el contexto histórico de preguerra mundial, comienzan a llegar a la comarca, progresivamente y de manera masiva, todo el material necesario, y el personal, oficiales del ejército, que dirigiría los trabajos. Se organizaría la costa, dándole especial atención a las fortificaciones en las líneas de posibles desembarcos, los Lances de Tarifa y las líneas de penetración que conducen hacia el interior; carretera Tarifa a Vejer de la Frontera, camino que asciende por el cauce del río de la Jara a la ermita de la Virgen de la Luz (Tarifa), puerto de la Torre del Rayo, río Almodóvar a Casas Viejas y carretera de Tarifa a Algeciras.

Este entramado estaba motivado por la opinión predominante en el Estado Mayor franquista de la posibilidad de un desembarco de las fuerzas aliadas en las costas al oeste de Tarifa en caso de conflicto, a fin de tener aseguradas la posesión de la costa Sur de España en el Estrecho y que en unión de la costa norte de África en el mismo Estrecho, le darían a Francia e Inglaterra la posesión de este paso llave del Mediterráneo y la clave del triunfo en la próxima contienda, caso de que estallase. La estrategia llevada a cabo por el ejército franquista, desarrollada en una serie de documentos “secretos y reservados” fue dividir el área comprendida desde Conil hasta el río Guadiaro, en tres sectores, aunque con mayor presencia en la franja costera Bolonia – Gibraltar.

Los sectores que se constituyeron para la supuesta defensa del área del Estrecho fueron: Sector de Tarifa, guarnecido por el 1º Regimiento, que debería impedir el desembarco entre Punta Camarinal y Punta de Canales debiendo ser la vigilancia permanente, “hasta que la superioridad ordene la ocupación con mayor densidad”. El segundo sector, Sector La Línea-San Roque, del que se encargaría un segundo Regimiento que se ocuparía de la vigilancia y defensa de la costa desde Guadiaro hasta Guadarranque y el interior de esta zona. El denominado Sector de Algeciras, que aglutinaba al 3er Regimiento y realizaría la vigilancia entre el Rinconcillo y el río Pícaro y del Rinconcillo a Guadarranque, además del punto estratégico de Punta Carnero (entrada natural de la bahía de Algeciras).

Dentro de cada sector, los jefes militares que lo guarnecían tenían por misión realizar un estudio pormenorizado de su zona de influencia, “desde el mar hasta la sierra que cierre el horizonte”. En cada zona se estudiarían todos los senderos, caminos vecinales, comunicaciones de todas clases, vistas y ocultas desde el mar. Todos los estudios estaban dirigidos a elegir tres líneas defensivas para contener posibles desembarcos y hostilizar el paso por las carreteras antes citadas. Estas líneas estaban compuestas por la designación de puntos sobre el terreno, “escaqueados”, en los que se pudieran organizar los puntos de apoyo y elementos de resistencia. La primera línea debería poder batir con fuego de arma automática, la carretera de Algeciras a Cádiz y accesos a ésta desde la playa.

La segunda línea sensiblemente paralela a la primera y a unos seiscientos metros de distancia constituiría posiciones más fuertes que no permitiesen la progresión enemiga por los valles perpendiculares al mar. La tercera línea, a unos ochocientos metros o mil de la segunda debía ser la más fuerte, apoyándose en accidentes del terreno dominantes y seguros. Se estudiaría el enlace por el fuego de cada una de las líneas defensivas citadas con las análogas de los subsectores contiguos. También se estudiarían las vías de comunicación paralelas al frente, o caso de no existir, la posibilidad de abrirlas y siempre ocultas desde el mar.

Se analizarían además, los puestos de munición y de socorro, y los itinerarios para evacuaciones y aprovisionamiento. Se indicaban las posibilidades de cruce de la sierra y enlace con el centro estratégico de Gaucín y el de Ronda, así como caminos que existían y conducían a ambos lugares. Se levantarían croquis del terreno indicando en ellos los puntos elegidos para su defensa, se harían itinerarios de todos sus caminos existentes en el subsector, con horarios, es decir, indicando tiempo preciso de llegada a los diversos puntos del subsector tanto de día como de noche, También se tendría estudiado un servicio de vigilancia de la costa compuesto por patrullas ligeras de observación.

Debido a la premura en el tiempo, ya desde abril se suceden telefonemas y escritos del General Jefe del Ejército del Sur pidiendo a los jefes que pidan cuantos prisioneros necesitan para dar la máxima rapidez a las obras. El objetivo era doble por un lado poder contrarrestar un posible desembarco aliado en la costa norte del estrecho y por otro invadir Gibraltar y entrar en la II Guerra Mundial en una posición de fuerza, junto con la Alemania nazi y la Italia fascista.

A comienzos de junio de 1940 caía el frente francés. Se preparaba el desfile alemán por las calles de París. La única potencia europea que resistía al nazismo era Gran Bretaña. La guerra parecía acercarse a su fin. Hasta entonces, junio de 1940, Franco había considerado que la entrada de España en el conflicto no era conveniente. Sin embargo, el panorama internacional cambió cuando la Italia de Mussolini entraba en la guerra el 10 de junio, cuando ya todo parecía decidido.

Ese mismo día, Franco decidió abandonar la neutralidad. La demostración de que España iba en serio en su propósito de hacer como Italia y participar al final en la guerra consistiría en dos actos bélicos. Uno de ellos sería la toma de Gibraltar. Si el Peñón caía en manos españolas, el gobierno de Franco controlaría el tráfico comercial y militar por el Estrecho, convirtiendo el Mediterráneo en un mar dominado por las potencias del Eje. Es el momento en que el general Vigón fue recibido en Berlín para anunciar el plan español de toma de Gibraltar. A cambio, Franco demandaba los derechos españoles, sobre todo en Marruecos. El asunto interesaba poco entonces al Estado Mayor alemán, que creía factible la caída de Gran Bretaña en breve, y lo desestimó. El otro acto de guerra fue la entrada en Tánger, el 14 de junio, aunque contó con la aceptación francesa y británica, que preferían el dominio español de la plaza antes que verla en manos italianas.

Franco deseaba en junio de 1940 que España volviera a estar en guerra. Esta vez se trataba de hacerse con el botín. Comenzó entonces la propaganda, el retórico mensaje oficial se llenó de referencias imperiales influenciado por un nacionalismo tradicionalista que buscaba sus raíces en las características naturales del ser español y en el catolicismo secular español. El “destino en lo Universal” era volver a ser Imperio, retomar el antiguo Imperio español sobre la guía del Caudillo y de la Iglesia.

Es en el contexto de la recién creada Comisión de Fortificación de la Frontera Sur, donde enmarcamos los preparativos del Estado Mayor franquista para atacar la base británica de Gibraltar y cerrar el Estrecho al tráfico marítimo. La Comisión tenía varios objetivos: Por un lado, defender el territorio español ante un supuesto ataque y desembarco británico creando una zona de seguridad en torno a Gibraltar. Pretendía además artillar el Estrecho para así permitir un ataque sobre Gibraltar, para invadirla en el momento oportuno, y por último, conseguir el cierre del Estrecho si el ataque se producía, cerrándolo a la navegación enemiga mediante la artillería y zonas minadas.

La singularidad del plan de agosto de 1939 es, por un lado, su momento en el tiempo, y por otro, que se trata de un plan en el que solo tenían cabida las fuerzas del ejército español.
Esta operación militar se plantea bastantes meses antes que las sucesivas operaciones para ocupar el Peñón por parte del Eje ítalo-alemán como la Operación Félix en julio-agosto de 1940, la operación Illona de 1942, o la Operación Gisela en 1943. En todas estas operaciones se partía de cierto apoyo por parte de España, sin la cual estas operaciones no podrían ser válidas.

Las obras de fortificación del Estrecho se realizaron con carácter defensivo, al menos esta era la idea que planteaba el gobierno de Franco ante los ingleses y la opinión internacional; aunque la realidad, como claramente se expone en uno de los informes secretos de agosto de 1939, era “intentar mantener la ficción de que nuestras obras de fortificación son defensivas no siendo esto exacto más que para la fortificación, pues el plan de empleo de la artillería es netamente ofensivo y de anulación de la plaza inglesa”, o, por otra parte, cuando alude a una conversación donde el gobernador general de Gibraltar decía al cónsul general español “que esperaba que todo cuanto hiciéramos fuera defensivo” y se le contesto “que así era”, siendo, según el citado informe, solo exacto en las fortificaciones del istmo.

La labor de la Comisión constaba de dos partes: “una previa e inexcusable, que es la de asegurar la defensa de nuestras costas inmediatas al Estrecho, impidiendo en ellas, bien una ampliación de la ocupación inglesa en Gibraltar, bien un desembarco en las proximidades de la Bahía que nos obligue a retirarnos; la otra, principal y primordial, de incalculable importancia internacional, es lograr el cierre del Estrecho”.

En el informe nº 3 de esta comisión de agosto de 1939, se asegura que “es un plan cuya ejecución está en curso”. El proceso para la ejecución de los trabajos comienza el 1 de mayo de 1939 con órdenes expresas del Cuartel General del Generalísimo, que con urgencia contempla una serie de obras; desde establecer una primera línea fortificada, entre la Verja y La Línea de la Concepción, efectuar obras interiores de defensa que corten las avenidas y líneas de penetración en La Línea de la Concepción, establecer una segunda línea de fortificación de igual fortaleza al sur de Campamento y la Atunara, a cargo de dos centros de resistencia, y con un tercero apoyado en Sierra Carbonera, fortificar una línea en el trozo de costa entre La Línea de la Concepción y el río Guadiaro y de Punta Carnero por la bahía de Algeciras, y establecer otra similar en la costa de Tarifa a Punta Paloma.

Posteriormente, a través de la orden de 23 de diciembre de 1939 se plantea construir un potente sistema defensivo en el Campo de Gibraltar denominado Plan defensivo del Campo de Gibraltar. Este Plan defensivo del Campo de Gibraltar pretendía fortificar esta zona costera del sur de España desde Conil hasta el río Guadiaro, aunque con mayor presencia defensiva en la franja costera Bolonia-Gibraltar. Estas fortificaciones se realizan durante los años 1939 a 1943. Se trataba de más de 300 obras sin contar con la reparación y construcción de pistas para la movilidad del ejército y la llegada de materiales a las zonas donde se situarían las distintas fortificaciones.

Texto y documentación facilitada por José Manuel Algarbani

 

Atributos:

Localizador:  

AN.ca-03

Nombre:  

Sendero del valle de Ojén

Recorrido:  

Este sendero se sitúa en la comarca del Campo de Gibraltar y discurre por el trazado de la antigua carretera CA-221, que une Facinas con la antigua carretera Jerez-Los Barrios, a la altura del denominado puente de hierro en el término municipal de Los Barrios. Esta carretera, actualmente en mal estado, cruza por el valle de Ojén y el Puerto del mismo nombre, y tiene una longitud de unos 25 kms. Pertenece a los términos municipales de Tarifa y de Los Barrios.
Esta ruta está restringida al tráfico de vehículos y permitida a senderistas y ciclistas. Está señalizada con paneles de la Junta de Andalucía y a partir del Puerto de Ojén se puede realizar una ruta por uno de los “Canutos” más bellos de Los Alcornocales: el del Risco Blanco.
Haciendo una descripción desde Facinas (Tarifa) a Puente de Hierro en Los Barrios, la carretera carece casi de circulación (quizás un poco más en las cercanías de Facinas), transcurre por el Parque Natural de los Alcornocales, entre impresionantes bosques de alcornoques y de encinas. Encontramos también muy cerca del trazado de la carretera, restos prehistóricos en el Cerro de Bacinete, consistentes en pinturas en abrigos, de formas zoomorfas y antropomorfas, pertenecientes al arte sureño, con las características del arte rupestre del extremo sur de la península ibérica.
En el Km. 4 nos encontramos con una carretera a la derecha que nos lleva al Santuario de la Luz y Tarifa (también construido por los prisioneros de las unidades de castigo).
Poco después pasamos un grupo de casas y el Área Recreativa de los Tornos (Km.4,5). A continuación atravesamos el río Almodóvar y bordeamos el pantano del mismo nombre.
En el Km. 13,3 llegamos al Puerto de Ojén, en el mismo puerto tenemos la antigua Venta de Ojén (donde se alojaron batallones de prisioneros) y poco después un mirador donde se divisa el valle. Nos encontramos posteriormente con el arroyo del Tiradero a la derecha, que nos lleva hasta a las ruinas del cortijo de San Carlos del Tiradero (fue también alojamiento de prisioneros) (Km.17,5). Sobre el Km.22 podemos ver a la izquierda las estribaciones de la sierra del Niño, con el cerro de las cuevas de Bacinete, con restos prehistóricos. Llegamos hasta la antigua C-440 (Jerez- Algeciras), ya sin circulación una vez terminada la autovía (Km. 24,5).

Fechas:  

 

Organización(es):  

Casa de la Memoria “La Sauceda”. Jimena de la Frontera

Contacto:  

Juan León Moriche

email:  

Teléfono:

 

Página web:

Powered by Wikiloc

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar [16.56 MB]

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar [913.19 KB]

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar [1.06 MB]

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar [1.23 MB]

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar [120.59 KB]

Otros Senderos

De la Guerra de España a la Liberación (1936 – 1945)

De la Guerra de España a la Liberación (1936 – 1945)

Este Sendero recoge las rutas conmemorativas de lugares históricos del período 1936 - 1945 en todo el territorio de Haut - Béarn y que abarcan hechos relacionados con• el exilio republicano español,• el internamiento en el campo de concentración de Gurs,• las...

GR-170 Ruta dels Maquis (Barcelona)

GR-170 Ruta dels Maquis (Barcelona)

Los bosques y montañas que nos rodean fueron los caminos y refugios del Maquis catalán, la guerrilla antifascista. Se trata de una lucha sin cuartel ni descanso que duró 24 años desde el inicio de la dictadura franquista en 1939, hasta la caída de Ramón Vila...

Vestigios de la Guerra de España en Los Monegros (Huesca)

Vestigios de la Guerra de España en Los Monegros (Huesca)

Atributos: Tras las huellas de la Guerra Civil en Aragón: una ruta por el Frente de los Monegros Si se quiere seguir las huellas de la Guerra Civil en Aragón hay que dejarse llevar por los escenarios que todavía conservan evidencias de su paso. Para...

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar los servicios. Si sigues navegando, consideraremos que aceptas su uso. Política de Cookies

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar